domingo, 20 de febrero de 2011

La enfermedad en no ser heterosexual

Ilustración de Lawixian en RuntimeComics. Faltan los bisexuales, pansexuales y asexuales, pero no veo cómo los hubiera dibujado.
(Sé que dije que no escribiría unas semanas pero este tema me toca de cerca).

En los últimos años se ha comenzado a tener más respeto y aceptación por las sexualidades no-heterosexuales (uso este término a falta de uno mejor). Claro que la situación aún no es la ideal. Hace poco una amiga lesbiana me contaba de la imposibilidad que ella y su pareja tienen para adoptar. Su pregunta era: ¿Y cómo hago en esta sociedad para ser madre? Ella está pensando en la inseminación artificial, aunque no es lo que desea. Pero es que habiendo tantos niños sin padres y estando estas chicas que quieren adoptarlos, es una terrible y triste estupidez. Si una madre es buena, dos son mejor.

Para mi sorpresiva decepción, gran cantidad de mis amigos no desean que ella sea madre. Dicen que traumatizaría al niño; que dañaría su proceso normal de desarrollo sexual. La razón por la que dicen esto es muy sencilla: el ser humano llama normalidad a lo que hace la mayoría. Y como uno generalmente pertenece a esa normalidad y no percibimos intenciones malvadas en nosotros, creemos que nuestra forma de hacer las cosas es la única forma buena de hacer las cosas. Por algo nosotros somos buenos y normales. A su vez, las alternativas sólo pueden ser malas, pues son anormales y, curiosamente, un producto de mentes malvadas, ignorantes o perturbadas. Esta es la base de casi todas nuestras opiniones, y es por eso que es tan importante desaprender para poder pensar por uno mismo. Y es que siempre olvidamos que la nuestra es una única cultura, que se trata de una única forma de ver al mundo y de hacer las cosas. No tiene sentido definir lo normal como lo que hace la mayoría cuando todos formamos parte de una sola cultura; es decir, cuando todos pensamos más o menos igual. Pues por más intelectualmente independiente que seas, no estás libre de la influencia de tu entorno. Por ejemplo, muchas veces he escuchado que los niños hijos de nudistas pueden quedar traumatizados por ir a una playa nudista ¿Acaso esta gente se olvida que allá afuera hay una gran cantidad de pueblos y culturas en las que no se usa ropa? ¿Están sus niños traumatizados? Lo normal para nosotros no es necesariamente "lo normal", sea esto lo que sea. De hecho, generalmente en quienes menos hay que preocuparse es en los niños. Ellos son increíblemente abiertos, flexibles y adaptables. Somos los adultos los que le tememos a la diversidad y al cambio. Otro ejemplo: para nosotros la monogamia es lo normal, sin embargo de las 1.170 sociedades humanas estudiadas por Murdoch en su Atlas etnográfico, la poliginia, por ejemplo, aparece en 850 de ellas: el 72%. (Y yo ya he hablado de la poliandria de los Tre-Ba). Y es que en realidad cuando hablamos de lo normal no estamos diciendo qué es realmente lo normal, sino que tan bien nos adaptamos a la forma de pensar de nuestro entorno. Sólo estamos midiendo la eficiencia del proceso de estandarización social en nuestro ser. Por eso la típica pregunta "¿Te parece normal tener dos mamas/papas?" es irrelevante. Por eso decir que ellos no pueden adoptar por no ser una familia normal es una idiotez.

Otros dicen que los no-heterosexuales no pueden criar niños porque sufren de una enfermedad, falla orgánica u otras anormalidades biológicas. Y claro, todos sabemos que quién no goza de perfecta salud no puede ser padre. Sin embargo la medicina no ha encontrado lesión cerebral ni infección alguna; no se ha encontrado el virus gay ni la bacteria lésbica; no se han encontrado causas biológicas que soporten la afirmación anterior. Tampoco se ha desarrollado ningún tratamiento efectivo para "curarlos". Claro, es difícil hallar un tratamiento para algo en lo que no hay síntomas. Y no vale decir que el homosexual está enfermo porque le gusta su mismo sexo; eso sería definir la homosexualidad como enfermedad en lugar de dar un diagnóstico. No tiene sentido frente a la pregunta ¿Está enfermo en homosexual? responder sí porque es homosexual. Si no hay causas, tratamiento ni síntomas conocidos, ¿de qué enfermedad me están hablando?

Otros dicen que son enfermedades mentales, término que fue reemplazado por el de trastorno mental para poder ser políticamente correctos (no veo cómo ser un trastornado es menos ofensivo; supongo que será porque yo nunca fui muy respetuoso). Sin embargo un trastorno mental, hasta que no haya evidencia biológica de sus causas, no es más que una conducta inusual según la norma social. Se trata una vez más de una medida de normalidad, cosa que, como ya dije, es irrelevante. En una sociedad enferma ser normal no puede ser una medida de salud.

¿Y cuál es la causa de las sexualidades no-heterosexuales? Esta es una pregunta que uno escucha a diario. Cuando la hacemos olvidamos que el ser humano piensa de forma polarizada: bueno-malo, blanco-negro, feo-lindo, rico-asqueroso, derecha-izquierda, normal-enfermo. Olvidamos que el proceso evolutivo que derivó en nuestro mecanismo de diferenciación sexual no tuvo porqué hacernos a todos si o si heterosexuales ¿Por qué habría de hacerlo? No le atribuyamos fines a la naturaleza. Y sé que muchos dirán que ellos no pueden reproducirse y que no cumplen con el ciclo de la vida (nacimiento, crecimiento, reproducción y muerte). Sin embargo, si la reproducción de los heterosexuales compensa la falta de descendencia en los no-heterosexuales, entonces el proceso es perfectamente darwiniano. Quizás no sea lo más eficiente, pero no olvidemos que hay especies de animales que para reproducirse ponen millones de huevos de los cuales sólo sobreviven unas decenas. La idea es que entre más huevos haya más posibilidad hay de que algún ser sobreviva. Nos parecerá ineficiente a nosotros, pero funciona. Y de la misma manera que esos millones de seres mueren para garantizar la supervivencia de unos pocos, quizás no podría haber heterosexuales sin las otras sexualidades; quizás estas son un subproducto inherente de nuestro proceso de diferenciación sexual. Pero me estoy desviando mucho en que cosas sin importancia: nuestro proceso de diferenciación sexual produce lo que produce y punto.

La verdadera pregunta que como sociedad nos tenemos que hacer frente a una conducta inusual es: ¿Se trata de una conducta dañina? Pues eso es lo que realmente importa, y no su aparente normalidad. Y todos sabemos bien que las sexualidades de los demás no nos dañan de forma alguna (El abusador/violador sexual es una cosa distinta que no viene al tema). Incluso hay estudios que confirman lo que debería resultar evidente si recordáramos que la nuestra es sólo una cultura: que los niños criados por homosexuales y lesbianas no tienen problema alguno y que su sexualidad no esta determinada por las de sus padres. Es más, mi intuición me dice que esos niños serán muchos más abiertos y tolerantes hacia la diversidad y comportamientos de los demás. Y esa es una linda cualidad que deberíamos intentar desarrollar más.

Pero, si fuese una enfermedad, una indolora y nada indeseable enfermedad, ¿eso cambiaría las cosas?¿Son menos humanos por eso e indignos de tener nuestros mismos derechos? Ya sabemos que no son peores padre, ¿entonces? En realidad, el único sufrimiento que no ser heterosexual puede traer es la discriminación. Incluso mucha de la gente que está de acuerdo con la idea general que he expresado en esta entrada (que no sé cual es pues estoy escribiendo casi sin pensar) se rehúsa a llamar matrimonio a las uniones no-heterosexuales ¿Y por qué? pues porque el matrimonio es entre un hombre y una mujer. Por lo tanto quieren hacer un contrato con los mismos derechos, deberes y garantías pero con otro nombre, alimentando una segregación inútil. Esta gente olvida que el hecho de que algo sea de una forma no implica que deba ser de esa forma. Si modificar una frase del diccionario ayuda a disminuir la discriminación hacia una parte de la sociedad, entonces tenemos el deber de hacerlo. Las personas son más importantes que nuestra afinidad por las definiciones anticuadas.

Lo que es normal hoy en día puede mejorarse. Todas nuestras definiciones y costumbres pueden cambiarse; y si algunas de ellas hieren innecesariamente a una parte la sociedad, entonces debemos cambiarlas.



Links de interés:

3 comentarios:

  1. Te guste o no, se trata de una enfermedad, una efermedad que impide la reproducción, al igual que la impotencia. Dices que la evolución produce lo que produce, que las cosas son como son, pero auqello es porque no sabes cúal es la causa de la enfermedad. Pero que no se sepa qué la produce no significa que no exista.

    Andrés.

    ResponderEliminar